Antes de entrar en materia, es conveniente saber qué es un transitario (freight forwarder) . Se trata de una persona física o jurídica sin la cual sería imposible realizar el transporte internacional de mercancías, especialmente en Bilbao, uno de los principales puertos europeos.

Para que la mercancía llegue a destino cuando se lleva a cabo una transacción comercial a nivel internacional es imprescindible tener en cuenta, y bajo control, todos y cada uno de los detalles del proceso de exportación e importación.

Aquellas empresas que importan o exportan suelen delegar estas gestiones, trámites y papeleos en una empresa transitaria.

¿Qué es una empresa transitaria?

Es aquella encargada de planificar, tramitar y gestionar todo transporte de mercancías entre la aduana del país de origen (punto de salida), la aduana del país que recibe (destino final) y -en el caso de que el proceso lo requiera- las aduanas intermedias.

Su objetivo es que las operaciones de logística y transporte se lleven a cabo de manera eficaz, segura y rentable.

Una empresa transitaria, un transitario o un agente de carga internacional actúan como intermediarios profesionales en nombre de las empresas, o empresarios, organizando el transporte de mercancías.

Cualquier empresa cuyo objetivo de negocio suponga importar o exportar, necesita, también, saber que una transitaria se ocupa de toda la documentación del proceso; gestiona y tramita transportes y aduana; y escoge el mejor seguro para cada operación en función de la mercancía.

Por todo ello, la empresa transitaria se hace imprescindible en el ámbito del comercio internacional, y sus cálculos resultan vitales para obtener el precio final de los productos. De igual modo, evita contratiempos inesperados.

¿Por qué es importante trabajar con una empresa transitaria?

El transporte internacional de mercancías implica actividades muy especializadas: una logística adecuada, tratamiento de contenedores, gestión de almacén, documentación aduanera, labores de carga y descarga terrestres y marítimas, servicios aéreos urgentes, etc.

Son labores, en definitiva, que requieren ser coordinadas por personal debidamente cualificado.

Una empresa transitaria tiene funciones similares a las que realizan las agencias de viajes, aunque trabajando con carga en lugar de con pasajeros, y obtiene las mejores tarifas de fletes tanto del expedidor (exportador) como del destinatario (importador).

¿Alguien haría un viaje internacional sin tener la información precisa? Igual ocurre con la carga y las operaciones comerciales. La transitaria es esencial para garantizar el correcto traslado de la mercancía de un país a otro.

¿Cuáles son las principales funciones de los transitarios?

Desde nuestra experiencia en Bilbao, y siguiendo por orden la secuencia de las operaciones de comercio internacional, las funciones son las siguientes:

  • Asesorar en costes de exportación. Resulta vital para cualquier empresa que quiera crecer en el extranjero conocer los costes de exportación. Asesoría en gastos de flete, portuarios, el coste de la documentación, los derechos consulares, el seguro más adecuado y la gestión de las mercancías son algunos ejemplos de costes.  
  • Plan de ruta. Identificación de la ruta idónea para el envío, con especial atención al tiempo de tránsito, la seguridad y la adaptación sobre el coste ya definido.
  • Espacio de carga. Se lleva a cabo la reserva y/o contratación del espacio necesario dependiendo del medio a utilizar: buque, tren, aeronave o camión.
  • Seguro de transporte. La asesoría previa a la contratación del seguro de la mercancía tiene un indudable valor, incluyendo una posible asistencia si hubiera un siniestro.
  • Asesoría de transporte. Los trámites para embalar, estibar y cargar la mercancía son fruto de la experiencia profesional. La manera más adecuada de transportar la carga es, definitivamente, responsabilidad de transitario. Cuanto mejor se realice esta tarea más beneficios se obtienen.
  • Consultoría documental. La documentación del transporte internacional es obligatoria para exportar e importar. Ejemplo de ello son el CMR, conocimiento de embarque, la carta aérea, etc.-
  • Agentes de aduanas extranjeros. Mediante estas gestiones aseguran los bienes transportados y, al mismo tiempo, avalan la documentación exigida por las diferentes regulaciones de las aduanas internacionales.
  • Seguimiento de actuaciones. El transitario actúa guiando y siguiendo la carga de la manera más eficiente. Gracias a Internet y a una completa red de satélites, hoy en día, el seguimiento del transporte se identifica en tiempo real.
  • Legislación e informes. Las leyes y normativas pueden variar, especialmente a nivel internacional, y ello influye en el comercio. Los informes de gestión, las estadísticas, las cifras de costes o conocer, en suma, cualquier factor que pueda afectar al movimiento de las mercancías, supone un valor añadido para la cadena logística.

¿Existen distintos tipos de transitarios?

Sí, hay distintos tipos, y su actividad laboral está regulada de manera oficial, a nivel internacional, en la mayor parte de los países.

Para las empresas es muy importante saber que los transitarios pueden realizar su trabajo como agentes o como principales. Una diferencia que implica consecuencias jurídicas diferentes.

Dependiendo de las actividades que realicen y la titulación que posean podemos encontrar:

  • OTM. Operadores de Transporte Multimodal. Un servicio integral. Todo en uno. Ello permite que las empresas deleguen, en su totalidad, la logística y el transporte a un único proveedor de servicios.
  • Agentes de Transportes. Existen agentes de transporte por carretera, portuarios, agentes de transporte aéreo y agentes de carga.
  • Agrupadores o NVOCC (Transportista Marítimo No propietario de Buques). Organizan grupajes de diversos clientes con la finalidad de obtener fletes más económicos.
  • Agentes de Aduana. Realizan los despachos aduaneros de exportación e importación de las mercancías; pueden efectuar pagos de aranceles, impuestos, obtención de licencias, certificados, etc.; y pueden actuar por cuenta del exportador o importador.

Contactar con un transitario

No hay duda; está demostrado que el comercio internacional necesita de la figura del transitario para poder llevarse a cabo.

La falta de conocimiento y experiencia, los trámites legales, la introducción en mercados lejanos o la logística del transporte suelen ser barreras corporativas que los transitarios resuelven con especial habilidad.

La coordinación y el control de todo el proceso de transporte por parte de un profesional transitario facilita el desempeño de cualquier proyecto de exportación o importación. Así las empresas solo tienen que preocuparse de lo que realmente importa.

¿Buscas un transitario en Bilbao?