El Air Waybill ( AWB) es el documento que constituye el contrato de transporte entre el embarcador y la línea aérea y en donde se reflejan todas las características de un envío, embarcador, destinatario, bultos, peso, dimensiones, descripción de mercancía, condiciones de envío etc

El E-Way Bill (E-AWB) o AWB electrónico sustituye al clásico AWB que se generaba en formato  papel pues sólo permite su emisión  de manera electrónica  a través de plataformas o portales que ofrecen líneas aéreas y almacenes de handling.

Los compromisos y las responsabilidades son las mismas tanto si se trata de un E-AWB o del clásico AWB.

Aquello que se prometía en  el 2010 , cuando se empezó a hablar de la nueva implantación del E-AWB ,  que iba a ser algo novedoso y lleno de ventajas  se percibe ahora como algo incompleto , poco práctico y con lagunas que dan la impresión que parte de los procesos propios de las exportaciones o importaciones aéreas no se hayan tenido en cuenta antes de su implantación.

Aún hay aerolíneas que no lo tienen implantado y el trabajar con ellas exige seguir utilizando el cásico AWB en formato papel.

Otras aerolíneas que si lo tienen implantado penalizan a los agentes que no lo utilizan con costes adicionales que nunca habían existido anteriormente.

Aquellas que aceptan el E-AWB , en los casos que se debe adjuntar alguna documentación original para destino (ejemplo de una exportación que requiera enviar facturas originales, EUR1 etc) se debe generar el e-AWB para luego imprimirlo y entregar copia en formato papel a la aerolínea adjuntando la documentación original  que deberá viajar con la mercancía, con lo cual el avance o simplificación que prometía el E-AWB deja de existir.

¿Dónde está realmente la ventaja?

Sin darnos cuenta  entre transmisiones de datos para aduanas en destino y emisiones electrónicas de E-AWB  estamos facilitando toda nuestra información más preciada como son  los datos de nuestros clientes en un formato fácilmente exportable y clasificable que podría luego tener un uso poco deseado en un futuro más cercano de lo que nos podemos imaginar.

Y lo pienso en estos días en los que no se deja de hablar de las políticas de confidencialidad, del uso indebido de información de clientes, y en que se nos exige firmar compromisos del uso restringido de dicha información y un sinfín de obligaciones  como si de secretos de estado se tratasen.

¿Dónde están esos compromisos que también deberían asumir con nosotros aerolíneas, Aduana y almacenes de handling con la información que les facilitamos?

¿Se ayuda realmente a la seguridad aérea con una transmisión telemática de datos?

¿Se agiliza realmente algo al transitario con la nueva emisión del E-AWB?

De momento y desde el lado del transitario no veo beneficio alguno.

¿No estaremos acaso pecando de ingenuos y facilitando información que luego pueda ser utilizada en nuestra contra?

Piensa mal y….

Jordi Sangenis – Barcelona 04.03.2019

¡Siempre Around The World!