¿Cuáles son los embalajes para transporte y su función?

¿Cuáles son los embalajes para transporte y su función?

La correcta selección del embalaje es imprescindible en el transporte de mercancías, ya que en él irán los productos enviados y los protege durante todo el transporte hasta llegar a su destino. Si no se elige el más adecuado, puede que no estén tan protegidos como deberían.

Las empresas de transporte de mercancías tienen experiencia, por lo que pueden elegir cada embalaje, así como a su correcta utilización y colocación. Su profesional es formado constantemente sobre esto, pero ¿cómo elegir los embalajes adecuados?

Cómo elegir el embalaje para cada mercancía: tipos de embalajes para transporte

En base al transporte, material, papel desempeñado y mercancía transportada, así como a la estrategia, hay un tipo de embalaje u otro. Cada uno puede ser útil en el transporte, así que se van a mencionar cuáles son los principales tipos de embalajes existentes.

¿Según la estrategia usada? Hay embalajes iguales, por pertenecer a la misma línea; múltiples, por ir en varias unidades idénticas; o complementarios y reutilizables, para poder usarse para otros fines.

¿Según el material? Puede haber embalajes de papel, de madera o de plástico. Los de papel suelen recubrir envoltorios para proteger los productos de factores externos. Los de papel reciclado son los preferidos para los que buscan materiales sostenibles. Los de plástico protegen más, sirven para evitar el deterioro de productos en el transporte, son prácticos, ligeros y resistentes. Los de madera protegen artículos especiales y más pesados. También los hay de vidrio y de aluminio.

Según la mercancía trasportada, el embalaje puede ser primario (principal o minorista), secundario o terciario. El primario es el que tiene contacto directo con el producto. El secundario está compuesto de uno o más embalajes primarios y puede tener varios usos, como mejorar el almacenamiento, transporte o fines de marca. El terciario tiene todos los anteriores; normalmente se realiza con la paletización.

¿Y según la función desempeñada? Hay contenedores, palés, bolsas grandes, embalajes de espuma de poliuretano, de plástico de burbujas, espuma moldeable, cartón corrugado, cajas modulares o de siluetas angulares.

Las empresas de transporte no solo deben tener en su haber estos tipos de embalaje, sino que además han de elegir cuál es el más adecuado en todo momento para proteger las mercancías al máximo. Esta es una parte muy importante de su trabajo.

Tipos de embalajes con cada una de sus funciones

¿Cómo elegir el embalaje según su función? Se profundizará más en los tipos de embalajes según su función, porque esto es lo que más se suele tener en cuenta en el transporte de mercancías.

  • Contenedores. Los contenedores son embalajes que permiten mucha carga y se suelen utilizar para el transporte multimodal. Esto es así porque son cajas de grandes dimensiones. Pueden variar en longitud y tamaño.
  • Palés. Son plataformas usadas para asegurar y conservar la mercancía en grandes cantidades. Facilitan su movimiento y permiten agruparlas para su distribución o almacenamiento.
  • Bolsas grandes. Son flexibles, económicas y permiten una gran distribución. Los sacos también se tienen en cuenta porque se crean por varias capas que se cierran cuando se ha llenado su totalidad.
  • Embalajes de espuma de poliuretano. Dan más amortiguación y protegen las mercancías. Se suelen utilizar para mercancías de poco peso.
  • Embalajes de plástico de burbujas. Estas burbujas de papel con aire comprimido amortiguan y, a diferencia de los anteriores, son para productos más frágiles y ligeros. Se adaptan a la forma de los productos con mayor facilidad.
  • Embalajes de espuma moldeable. Se adaptan perfectamente a la forma de cada producto enviado en ellos, protegen los bordes y refuerzan las esquinas.
  • Cartón corrugado. Son láminas de cartón sencillas o dobles que evitan golpes. Se colocan entre el contenedor y sobrante de la mercancía.
  • Embalajes de siluetas angulares. Están pensados para proteger las esquinas de las mercancías.
  • Cajas modulares. Tienen diferentes tamaños, por lo que se pueden poner unas dentro de otras.

Tipos de embalajes en base a su función

Si hay diferentes tipos de embalajes con cada una de sus funciones, también se pueden clasificar los embalajes concretamente según su función. Las funciones son las siguientes:

  • Contener. Como las bolsas, cajas de cartón o sacos.
  • Proteger, para mantener la mercancía a salvo durante todo el transporte. Como el film estirable, plástico de burbuja u otros.
  • Unir. Para agrupar varios bultos o unidades de productos. Así se convierten en una unidad de carga y son más fáciles de transportar, manipular y distribuir.
  • Motivar a la compra. Mediante la personalización de los diferentes embalajes o la creación de un packaging concreto. Se puede emplear el logo de la marca o algo que favorezca el atractivo para motivar a la compra.

El embalaje es imprescindible para identificar, preservar, manipular y mejorar la imagen de los productos enviados en él. Además, permite ahorrar dinero por la optimización del proceso; por ello, se convierte en una parte muy importante del transporte de mercancías. Es crucial dedicar esfuerzos a elegir el más idóneo en cada caso para un correcto transporte.

Ir arriba