Todavía recuerdo cuando era pequeño, que cada vez que me preguntaban qué quería ser de mayor, cerraba los ojos y me metía en mi mundo de fantasía, para acabar diciendo siempre lo mismo: entre semana policía, así podía llevar pistola y los fines de semana torero, así podía ser famoso. Ahora mismo, a las puertas de los 44 años, muy bien llevados por cierto (por lo menos para mi), cierro los ojos y me imagino, una gran compañía, muchos camiones, todo tipo de mercancías, contenedores, barcos, aviones y mucha, mucha gente trabajando a mi lado. A diferencia de entonces, cuando los abro, ese sueño es una realidad. Una realidad gracias a muchos años de renunciar a mi familia, muchas horas sacrificio, muchas horas de sueño, muchas horas de renunciar a mis amigos, muchas horas de un infinito de cosas, pero también muchas horas de felicidad y bienestar. Am cargo es eso para mi, felicidad por todas las cosas que me ha aportado en lo personal y profesional, y bienestar por la satisfacción que uno obtiene, cada noche al acostarse sintiéndose orgulloso de un trabajo bien hecho.

A las puertas de nuestro 7 aniversario, una vez más agradecer desde aquí a toda la gente que hizo, hace y hará que este sueño sea real, a todos nuestros clientes y proveedores por estar siempre ahí, a todo el equipo humano que día a día, nos ayuda a seguir construyendo todo esto. Se puede decir más alto, pero no más claro, MUCHAS GRACIAS por todo.