¿Cuál es la diferencia entre un Sistema de Gestión de Almacén (SGA) y un Sistema de Control de Almacén (SCA)?

¿Cuál es la diferencia entre un Sistema de Gestión de Almacén (SGA) y un Sistema de Control de Almacén (SCA)?

La logística es uno de los sectores que más han sufrido los cambios tecnológicos y es que, en una industria cada vez más competitiva y dinámica, las empresas deben adaptarse con rapidez a los cambios con el objetivo de actualizarse y seguir siendo ágiles, precisas y eficientes. En este sentido, existen diversas herramientas que pueden ayudarles a afrontar el nuevo escenario, entre ellos, el Sistema de Gestión de Almacén (SGA) y el Sistema de Control de Almacén (SCA).

Por ello, en este post veremos qué son, cómo pueden ayudar a los centros logísticos y cuáles son sus diferencias.

¿Qué es un Sistema de Gestión de Almacén (SGA)?

Un SGA es un software de gestión diseñado para controlar y coordinar todas las operaciones y procesos de un almacén, ya sea manual, semiautomático o automático. De este modo, se optimiza su rendimiento, se reducen costes y se mejoran los tiempos de ejecución, consiguiendo que el centro logístico aumente su productividad y su eficiencia.

¿Cuáles son principales funciones de un SGA?

  • Gestionar las entradas y salidas de las mercancías.
  • Controlar el stock.
  • Aprovechar el espacio del almacén.
  • Organizar las tareas del equipo logístico.
  • Automatizar y controlar el flujo de trabajo.
  • Monitorizar los objetivos y analizar los resultados del centro logístico.

En definitiva, con el SGA se incrementa la competitividad empresarial. Así, entre sus ventajas destaca la mejora de la productividad, el aumento de la satisfacción de clientes, proveedores y empleados, así como la optimización de los recursos.

¿Qué es un Sistema de Control de Almacén (SCA)?

El SCA es un software que sirve para controlar las operaciones que realizan los SGA y hacer que funcionen de manera automática diversos dispositivos, como cintas transportadoras, paletizadoras, sistemas de picking por voz o luz, transelevadores de carga y demás equipamiento. También se encargan de asignar tareas a los dispositivos que tiene conectados, asegurándose de que se realicen correctamente.

Por lo general, gran parte de los almacenes, ya sean automáticos o semiautomáticos, tienen un SCA integrado en el SGA. Esto permite recoger datos y enviarlos al SGA con el fin de estudiarlos y analizarlos para mejorar el funcionamiento del centro logístico.

¿Cuáles son las principales funciones de un SCA?

  • Gestionar y coordinar los equipos automatizados y la maquinaria.
  • Controlar y establecer prioridades en el flujo de trabajo.
  • Programar las funciones enviadas por el SGA.
  • Monitorizar y analizar las métricas en tiempo real.
  • Envío de notificaciones por SMS o mail en caso de que exista cualquier incidencia.

Por todo ello, el SCA es el complemento idóneo al SGA. Teniendo ambos softwares logísticos se consigue centralizar y digitalizar el almacén, pudiendo gestionar eficientemente todos los procesos, eliminar duplicidades y deshacerse de herramientas obsoletas. Esto, a su vez, logra disminuir los tiempos de producción, optimizando los trámites de envío y aumentando los beneficios de la empresa.

Ir arriba