La responsabilidad en la estiba de los contenedores

El transporte de mercancías constituye el eje fundamental del tráfico comercial. Para garantizar la seguridad de los agentes que intervienen en él, resulta necesario establecer el régimen de responsabilidades de cada una de las partes. Especialmente relevante resulta esta cuestión en el caso de la estiba de los contenedores, al ser una situación donde intervienen una multiplicidad de partes.

Cuál es el régimen legal de este tipo de transporte

El régimen de responsabilidad de los agentes de carga y estiba se regula artículo 20 de la ley 15/2009, de 11 de noviembre, del contrato de transporte terrestre de mercancías. En él se establece que las operaciones de carga y estiba son responsabilidad del cargador en el lugar de origen. De manera concurrente, las operaciones de descarga y desestiba son responsabilidad del destinatario en el lugar de destino. Asimismo, es posible acordar con el transportista que haga la carga y estiba; esto es así porque se entiende que es el cargador quien mejor conoce la naturaleza de la mercancía que se va a transportar.

Cómo afectan los usos y costumbres

Por razones históricas, el sector del transporte ha gozado de un especial sistema de autorregulación. Fruto de esta situación, la propia Ley 15/2009 reconoce la posibilidad de remitirse a los usos y costumbres a la hora de determinar el régimen de responsabilidad del porteador en el caso de que la carga se desplace en vehículos abiertos y no entoldados.

Qué dice la jurisprudencia al respecto

El sector de la carga y estiba es un ámbito fuertemente ligado al derecho consuetudinario, como se ha indicado. Esto ha facilitado la labor interpretativa de los tribunales, como demuestra la SAP de Murcia 88/2016 en los casos de trincaje incorrecto de mercancías.

En definitiva, el sector del transporte cobra especial fuerza en la economía. Por eso, su regulación es reflejo del fenómeno, caracterizado por las notas de globalidad e intermodalidad.